Ocho Horas... 14:45

| 14 febrero 2010
Vas bien de tiempo. ‘Menos mal que me he ido antes, si no, el atasco me lo como fijo’. A la hora que has salido no has tenido problemas, lo único Madrid, que ya se sabe, es un caos para cualquier vehículo, pero tampoco te has retrasado mucho. ‘Solo falta buscar aparcamiento’, te dices mientras giras en el semáforo para entrar en la calle del restaurante. Ni te lo piensas, enfilas al parking subterráneo y lo dejas ahí. ‘Solo por no malgastar el tiempo prefiero pagar los 3€ o 5€ que te cobren.’

La zona no era especialmente bonita: ni las moles grises de las oficinas, ni los árboles que quedaban en pie la hacían atractiva. En todo caso, la helada que cayó hacía que los espejos que se habían creado en el suelo reflejasen algo del azul del cielo, ofreciendo un contraste interesante. Era una calle más, en definitiva, por la que cada día pasaban cientos de grises personas sin siquiera saber que nombre tenía.

0 comentarios: