Ocho Horas... 14:12

| 14 febrero 2010
Ya es hora de marcharse. Es un poco antes de tu hora, pero no quieres pillar atasco, así que te vas preparando. 
Un rápido vistazo a tu puesto pone las prioridades: lo primero es recoger la mesa. El orden del principio del día es caos a estas horas ya. Solo el post-it que enmarca el monitor refleja algo de lógica y paz. Con la habilidad de todos los días, logras recoger la mesa de una forma más o menos limpia y práctica: práctica para no tener que el lunes sacar todo de nuevo, pero también limpia para no entorpecer al personal de limpieza. Tras apagar el porátil, te despides de tus compañeros, mientras recoges el abrigo.

–    ‘Bueno, dama y caballero, que pasen un buen fin de semana, que el que habla, se larga ya’.
–    ‘Lo mismo digo, pásalo bien’, te responde un compañero.
–    ‘Eso, hala, tira  a comer por ahí’ te pica Alba.
–    ‘Sip, y tu a ver si cae  algún pincho el fin de semana, ¿eh?’ le contestas.

Entre risas y demás despedida, te abrigas, mientras revisas qué te olvidas esta vez: ‘Móvil, cartera…llaves’. Están en el cajón, las recoges y cierras la pantalla. Media vuelta y camino del ascensor.

–    ‘Adiós Caballero’ te despides del gerente.
–    ‘Hasta el lunes, descansa, que te lo has ganado’, te responde con gesto de cansancio, pero con una sonrisa en la cara.

0 comentarios: